open/close

Transporte marítimo: nueva normativa de fumigación de palets en Australia y Nueva Zelanda

Desde 1 de septiembre de 2019 los envíos de carga marítima a Australia y Nueva Zelanda deben ser fumigados contra el Brown Tree Bug (BMSB)

normativa fumigacion pallets Australia Nueva Zelanda

Como novedad, a partir de septiembre, no solo los países de origen deben ser fumigados, sino también los países a través de los cuales se transportan las mercancías, lo que amplía considerablemente el círculo de países de riesgo. Esto también se aplica al envío si, por ejemplo, un barco hace escala en tránsito en un puerto de un país de riesgo. La llamada temporada BMSB comenzó el 1 de septiembre de 2019 y finaliza a fines de mayo de 2020.

Nueva Zelanda

Para los envíos marítimos a Nueva Zelanda, en el área de exportación de carga marítima LCL, la fumigación en España antes de la carga es obligatoria.

Australia

Los envíos FCL y LCL pueden ser tratados en Australia. El flete aéreo no se ve afectado. Las autoridades australianas diferencian entre "bienes de alto riesgo" y "bienes de riesgo", los segundos deben ser tratados obligatoriamente.

El Departamento de Agricultura del Gobierno de Australia cuenta con información detallada y documentos de interés en su web.

Artículos excluidos del tratamiento de fumigación BMSB

Cuando un artículo enviado en la modalidad FCL pertenece a las siguientes categorías de productos no necesita ser fumigado: alimentos para consumo humano, productos frescos, animales vivos, productos farmacéuticos registrados, sal, azufre, tierras y piedras, minerales, cenizas, metalíferos y escorias, acietes combustibles y combustibles minerales, abonos, semillas para siembra, textiles, fardos/hilados de lana, producots diversos de la industria química, productos de caucho, celulosa de madera, papel y cartón, material impreso, guata y fieltro,productos ACVM, ropa de cuero, productos refrigerados / congelados, muebles de cuero, cuerdas y cordajes, comida para mascotas, flexi tank o embalaje en espuma.

Más información sobre el Brown Tree Bug BMSB 

El Brown Marmotrated Stink Bug se considera una plaga agrícola y tiene su origen en el este de Asia. Sin embargo, BMSB ha llegado a Europa como especie invasora. Por lo tanto, las autoridades australianas y neozelandesas han identificado países de alto riesgo, incluido España. A continuación, encontrarán el listado de todos los países cuyos envíos se deben tratar si provienen o pasan por allí:

Albania, Alemania, Andorra, Armenia, Austria, Azerbaiyán, Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Canadá, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estados Unidos, Francia, Georgia, Grecia, Hungría, Italia, Japón, Kosovo, Liechtenstein, Luxemburgo, Macedonia, Montenegro, Países Bajos, República Checa, Rumanía, Rusia, Serbia, Suiza, Turquía.

Las mercancías producidas o enviadas por estos países deben, por tanto, recibir el tratamiento. Esta disposición solo se aplica a los envíos de carga marítima. Las cargas de proyectos y los envíos LCL deben manipularse en el país de origen.
Los diferentes tratamientos que pueden realizarse son los siguientes: térmicos, con bromuro de metilo (prohibido en la UE) y fumigación con fluoruro de sulfurilo. Y se ha de tratar, no solo el embalaje, sino el envío completo.

Las autoridades australianas y neozelandesas devolverán los bienes de riesgo que no hayan recibido el correspondiente tratamiento a expensas del remitente.
La gestión del envío deberá ser realizada por un proveedor de servicios certificado. DSV está en contacto con varios controladores de plagas en los puertos para encontrar rápidamente una solución.

5 Recomendaciones para empresas exportadoras a Australia y Nueva Zelanda en la nueva normativa de fumigación

  • 1. Los tratamientos se deben realizar dentro de los 5 días anteriores a la fecha de embarque del contenedor para las cargas abiertas (Open Top, Flat Rack o cargas parciales)
  • 2. Los palets no pueden ir totalmente retractilados y, en caso de presentarse así, deben contar con agujeros o cortes en la parte superior y en las 4 caras laterales para que el gas pueda acceder a la mercancía o, en el peor de los casos, al embalaje comercial (packaging)
  • 3. No es necesario abrir, retirar o cortar el embalaje o envoltura comercial del producto; pero todo el embalaje / envoltura del palet debe abrirse, retirarse o cortarse de forma que permita que el calor o el fumigante acceda a todas las superfícies que puedan haberse visto afectadas por el BMSB. Si los productos estan presentados en un embalaje que no puede abrirse o retirarse para permitir un tratamiento efectivo, el tratamiento no podrá realizarse
  • 4. Cuando se requiere abrir, retirar o cortar el embalaje de envío, todo el embalaje dentro del contenedor debe abrirse, retirarse o cortarse, no solo el que se puede alcanzar desde el frente del recinto
  • 5. En los casos de las mercancías clasificadas como peligrosas según la International Maritime Organization (IMO), los tratamientos no se pueden hacer en cualquier instalación, por lo que es necesario informar a DSV previamente de la tipología de la mercancía para valorar donde se puede tratar y evitar incidencias. Por otro lado, la empresa exportadora deberá remitir la ficha técnica de la mercancía a enviar para analizar posibles incompatibilidades con el fumigante

Tratamientos de fumigación para envío de mercancías a los países afectados

Fumigación (fluoruro de sulfurilo y bromuro de metilo)

Se debe colocar un mínimo de tres tubos de monitoreo de fumigación dentro de recintos de fumigación de 30 m3 o más. Los tubos de monitoreo deben colocarse:

• En la base frontal del recinto en el lado opuesto al tubo de suministro de fumigante,
• Lo más cerca posible del centro de la mercancía
• En la parte superior trasera del recinto en el lado opuesto al tubo de monitoreo de la base frontal.

Los proveedores de tratamiento deben tener suficiente espacio en el recinto alrededor y por encima de los productos para poder acceder y colocar los tubos de monitoreo en los lugares requeridos y colocar un ventilador en el frente del recinto en el espacio aéreo libre para que circule el aire.

Si los proveedores de tratamiento no tienen suficiente espacio, los productos deben reconfigurarse o retirarse del recinto para permitir la colocación correcta de los tubos de monitoreo y el ventilador. Si esto no se puede hacer, la fumigación no se puede realizar.

Tratamiento térmico

En recintos de tratamiento térmico de 100 m³ o menos, se debe colocar un mínimo de tres sensores de temperatura dentro de los productos y dos sensores de temperatura en el espacio aéreo libre.

Se deben colocar los tres sensores de temperatura en los productos:

• Dentro de los bienes en los lugares que se consideran más difíciles de calentar (es decir, la superficie más fría de los bienes) lejos de las fuentes de calor o separados uno del otro.

Se deben colocar los dos sensores de temperatura en el espacio aéreo libre:
• Lejos de las fuentes de calor
• Fuera del flujo de aire desde la fuente de calor
• Separados en lados opuestos del recinto.

Se requieren sensores de temperatura adicionales para recintos de tratamiento superiores a 100m³. Consulte aquí la metodología HT 

Los proveedores de tratamiento deben tener suficiente espacio en el recinto alrededor y encima de los productos para poder entrar y colocar los sensores de temperatura en los lugares requeridos y para que el aire circule por el recinto para que todos los productos puedan calentarse a la temperatura requerida.
Si los proveedores de tratamiento no tienen suficiente espacio, los productos deben moverse o retirarse del recinto para permitir la colocación correcta de los sensores de temperatura, puntos de medición y ventiladores. Si esto no se puede hacer, el tratamiento térmico no se puede realizar.

Datos solicitados por DSV para los tratamientos BMSB

  • Dirección completa del exportador
  • Dirección completa del importador
  • País y puerto de Destino
  • Descripción de la mercancía en inglés
  • Código arancelario (HS Code)
  • Número de bultos y tipo (pallet, caja, etc)
Solicite presupuesto