open/close

Transporte de mercancías por ferrocarril

Transporte ferroviario de contenedores entre Europa y China

Cada vez más empresas utilizan el transporte ferroviario de mercancías entre Europa y China.

El ferrocarril ofrece una serie de ventajas sobre el transporte aéreo o marítimo tradicional: los trenes son más rápidos que los barcos y menos costosos que el transporte aéreo.

Sin embargo, hay una serie de consideraciones tales como grandes diferencias de temperatura ambiente y prohibiciones para ciertos bienes en los países a lo largo de la ruta.

Nuestro Libro Blanco incluye una visión experta sobre las ventajas y desafíos del transporte ferroviario de mercancías.

A continuación, un pequeño avance de esta publicación:

"Hace dos décadas, el comercio entre China y Europa todavía estaba en una fase muy inicial, un fuerte contraste con la situación actual, en la que ambos continentes constituyen una de las mayores alianzas económicas en el mundo. En este corto período, ambas se han integrado financieramente y es inimaginable que esta situación llegue a su fin.

La distancia física entre China y Europa es grande, y puede ser un desafío para las empresas que desean optimizar sus cadenas de suministro en lo que se refiere a tiempos de tránsito y costes.

Debido a que el transporte marítimo ofrece menores costes, actualmente es el método habitual para el envío de mercancías desde/hasta China. Sin embargo, como los tiempos de tránsito por marítimo son largos, cuando resulta necesario ahorrar tiempo, entra en juego el transporte aéreo, aunque los costes son mucho más elevados.

Recientemente, el ferrocarril se ha posicionado entre el transporte marítimo y el aéreo, porque el coste es menor que el del transporte aéreo y el tiempo de tránsito es inferior al del marítimo.

Redescubriendo la ruta dela seda

En los últimos años, con el fin de fortalecer los lazos económicos con Europa, el gobierno chino ha reactivado la vía terrestre entre Europa y China.

Hay dos rutas principales para los trenes de mercancías, con distintas sub-rutas. La ruta del sur a través de Kazajstán vía el sur de Rusia es la más adecuada para el transporte de mercancías hacia y desde el centro de China, por ejemplo, desde las regiones alrededor de Chengdu, Chongqing y Zhengzhou. La ruta septentrional a través de Siberia es ideal para el transporte de contenedores para las regiones del norte en torno a Pekín, Dalian, Suzhou y Shenyang. En Europa, las terminales más importantes son las de Duisburgo y Hamburgo en Alemania. Hay salidas semanales a China desde ambas ubicaciones.

El ferrocarril es ideal para empresas cuyos productos tienen una vida útil demasiado corta para permitir el envío por vía marítima. También es interesante para productos con poco margen, para los que el transporte aéreo es demasiado costoso.

Además de las cargas por contenedor completo (FCL), ahora también existen las cargas parciales (LCL), un sistema en el que los proveedores de logística organizan la consolidación de la carga de distintos clientes para el envío de contenedores llenos. Esto constituye una solución atractiva para los envíos más pequeños."

 Lea este Libro Blanco DSV completo sobre el transporte de mercancías por ferrocarril entre Europa y Asia. 

Descargue el libro blanco sobre Transporte de mercancías por ferrocarril entre Europa y China
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estadísticos, mejora del sitio y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando en nuestro sitio web, consiente el uso de cookies. Más información en nuestra política de cookies Close
Solicite presupuesto