open/close

Logística para una visión de túnel

Transportando los elementos de la pared de hormigón del Metro de Copenhague.

Bajo las calles de Copenhague, Nora, Tria, Minerva y Eva lentamente avanzaban 20 metros al día. «Eran los nombres de las cuatro perforadoras de túneles utilizadas para construir la nueva línea de metro que se inaugurará en 2019», comenta Carlo Giraudo, Procurement Manager del equipo del Metro de Copenhague, el consorcio encargado de construir la nueva línea.

Durante el proceso de perforación, se instalan los anillos del túnel. Cada anillo consta de seis segmentos que el equipo de proyectos de DSV transportó desde Alemania.

«Trabajamos en causar el menor impacto medioambiental posible», añade Carlo. «Después de todo, el sistema de metro es un transporte muy “verde”».

Se han instalado casi 22.000 anillos, con un peso total de 385.000 toneladas. Son curvos y lisos, lo que hace que resulten complicados de transportar debido a su baja fricción. Y debían entregarse «just in time» para no retrasar un proyecto que durará varios años.

¿Pero cómo llegaron a Copenhague desde Alemania? Por carretera son más de 700 km pero por mar son solo 200 km, y con un barco se pueden transportar muchos más elementos cada vez.

Así que DSV fletó barcos RoRo (para carga rodada), navegando entre Sassnitz y Copenhague. DSV también dispuso el alquiler de 100.000 m² de espacio de almacenamiento temporal en el puerto de Copenhague, donde podrían almacenarse los elementos hasta que se necesitasen.

DSV se implicó desde la fase de planificación previa en 2012. La decisión de utilizar un barco se vio muy influenciada por el deseo de mantener unos costes reducidos y de disminuir el impacto medioambiental. También resultó seguro, fácil y eficiente.

«Esta manera de pensar creativa y flexible, así como la entrega fiable y puntual, es precisamente lo que necesitaba un proyecto de esta magnitud», concluye Carlo Giraudo.

Acerca del Metro de Copenhague

Una de las últimas capitales de Europa en crear un sistema de transporte subterráneo, el Metro de Copenhague, con sus trenes totalmente automatizados (sin conductores), se inauguró con el inicio del milenio. Tuvo tanto éxito que la ciudad pronto decidió ampliarlo. La línea circular de 15,5 km añadirá 17 nuevas estaciones a la red. Se prevé su inauguración en 2019. Más información en www.cmtcityringen.dk.

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estadísticos, mejora del sitio y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando en nuestro sitio web, consiente el uso de cookies. Más información en nuestra política de cookies Close
Solicite presupuesto